5 Consejos para estudiantes de oposiciones

Comenzar a estudiar unas oposiciones es como una carrera de fondo con sus ascensos y bajadas  donde no debes olvidar que cada objetivo cumplido te acerca más a la meta. Y en este camino largo, y a veces solitario, queremos acompañarte desde el inicio ofreciéndote algunos consejos para que tomes impulso y llegues directo al podio de los ganadores.

 

 

El tiempo, tu mejor aliado. Asúmelo, la palabra tiempo te perseguirá durante todo tu periodo de estudio.  Y si no puedes acabar con el enemigo lo mejor es que te unas a él. ¿Cómo lo hacemos?

  • Stop a la procrastinación. Y es que procrastinar puede traducirse como ese momento en el que miras a las musarañas mientras estudias o trabajas. Una moda muy extendida, sobre todo, por el uso de las redes sociales. Pero no está todo perdido, y es que  existen aplicaciones móviles, como Focus Lock, que permiten bloquear aplicaciones que desvían la atención.
  • Calcula tu tiempo de estudio.  Es muy aconsejable calcular el tiempo necesario para preparar las oposiciones desde una perspectiva muy realista.  Lo primero que tienes que hacer es cuantificar tu tiempo real de estudio.

La organización. Una buena planificación inicial puede ahorrarte muchos dolores de cabeza, por eso, es importante que dediques el tiempo necesario a establecer prioridades y organizar de forma adecuada tu aprendizaje.

  • Crea una primera lista genérica de necesidades donde incluir desde el material o el espacio de estudio hasta las fechas de los exámenes. Posteriormente, será necesario que ordenes los ítems por categorías para obtener una mayor productividad. Se trata de una primera toma de contacto  con  el fascinante mundo del opositor.
  • Establecer prioridades de estudio es fundamental para ubicar el temario  más pesado durante las primeras horas de la mañana y acabar la jornada con un relajado repaso.

El espacio. La elección del espacio donde pasarás un gran número de horas estudiando no es algo que deberías hacerlo a la ligera. Ya sea en casa o en una biblioteca. Lo importante es que se trate de un lugar tranquilo y ordenado donde puedas concentrarte plenamente.

La Mens sana in corpore sano. El estrés ante un periodo largo de estudio puede llegar en cualquier momento. Por eso, es importante realizar actividades para desconectar y volver a los apuntes con las pilas cargadas.  Deporte, libros o manualidades, llegados a este punto, todo vale.

La mentalidad positiva. Durante las oposiciones, es fundamental mantener pensamientos positivos. Puede parecer muy bonito en la teoría, quizás la práctica resulta un poco más difícil, que no imposible.

  • Proyecta situaciones exitosas a través de tu imaginación. Encuentra un momento de relax, cierra los ojos y visualiza un momento cargado de optimismo. Retiene las emociones que sientes y luego intenta que se mantengan en el tiempo.
  • Utiliza un lenguaje positivo a la hora de fijar objetivos de estudio. Destierra el “yo no puedo” o “no puedo conseguirlo”. Recuerda que si el cerebro no malgasta sus energías en hacer frente a situaciones negativas, orientará todos sus recursos hacia metas positivas.

¿Te ha interesado este artículo? Tanto si estás inmerso en el universo del opositor como si estás empezando a estudiar unas oposiciones, te recomendamos que leas también:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *