6 Claves para preparar unas oposiciones si estás trabajando

Estudiar unas oposiciones  y trabajar al mismo tiempo es un ejercicio de superación a todos los niveles. Y es que la perspectiva de dedicar tu tiempo libre a un temario de dimensiones considerables, después de una dura jornada laboral, quizás no te resulte nada atractivo. Pero piensa un momento en tu futuro: trabajo estable, horario compatible con la conciliación familiar y vacaciones fijas. ¡Puedes conseguirlo! Sólo tienes que mantener una actitud constante y seguir los siguientes consejos:

Organización. Lo primero de todo es organizar tu tiempo. Piensa que tendrás que equilibrar: trabajo, oposiciones y vida personal. Elige el formato que más te guste: calendarios en papel o digitales. Elige un lugar en silencio y tómate el tiempo que necesites para fijar horarios realistas teniendo en cuenta las pausas necesarias para almorzar, desplazarte o realizar deporte.

Metodología. Si estás trabajando y no puedes asistir a una academia física ¡Que no cunda el pánico!  Puedes optar por una metodología online. Y es que la preparación de unas oposiciones en una academia online cuenta con diferentes ventajas como ya vimos en el post “9 ventajas de estudiar unas oposiciones online”. Sin duda, una alternativa muy eficaz que te permitirá marcar tu propio ritmo de estudio y compaginarlo con el horario laboral.

Dedicación diaria. Es fundamental que todos los días reserves un par de horas para las oposiciones y no dejarlo todo para el final. Una tarea nada fácil después de una larga jornada laboral pero ahora toca ser constante y sacrificar alguna que otra hora de sueño. Importante: empieza por las tareas más pesadas para terminar con aquellas que son más fáciles de realizar.

Avisa a tus jefes. Existen entornos laborales donde se fomenta el crecimiento profesional y personal de sus trabajadores. Si es tu caso, y estás trabajando en un ambiente similar, puedes hacer partícipe de tu nueva situación tanto a compañeros como a jefes. Quizás no consigas horarios más flexibles, pero siempre tendrás el apoyo de tus compañeros en los momentos de estrés.

Foros de opositores. Participa de forma activa en grupos o foros sobre oposiciones para estar al día de todas las novedades que surjan. Entre otras ventajas, podrás resolver dudas, realizar ejercicios de forma conjunta o intercambiar material complementario al temario. Los foros pueden ser un gran punto de apoyo durante tu andadura como opositor.

Posición privilegiada. El hecho de que estés trabajando te proporciona una visión más amplia del mundo laboral. Además, ya tienes interiorizada una rutina de trabajo que te permite marcar un ritmo constante de estudio. Por último, piensa en todas esas habilidades que has ido adquiriendo a lo largo de tu currículum profesional como la priorización de tareas o la gestión del tiempo.

Espacio de estudio. Intenta establecer un lugar de estudio donde te sientas cómodo y encuentres la concentración necesaria. Un espacio que te permita aislarte tanto de las distracciones del trabajo como las del hogar. Incluye todo el material que necesites como el temario, los folios o una botella de agua. ¿El orden? Con el que más concentrado te sientas.

Motivación. No olvides que proyectar pensamientos positivos te acerca un poco más a tus sueños. Por ello, todos los días debes recordar el motivo por el que estás esforzándote tanto: aprobar unas oposiciones. ¿Y cómo se consigue? Manteniendo en todo momento la pasión por alcanzar tus objetivos.

¿Te ha interesado este artículo? Tanto si estás inmerso en el universo del opositor como si estás empezando a estudiar unas oposiciones, te recomendamos que leas también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *