Entrevistamos a la autora del libro ‘De mayor quiero ser funcionario’

Si estás inmerso en el mundo de las oposiciones ya conocerás a la autora del libro ‘De mayor quiero ser funcionario’ que tan inspirador está resultando para toda la comunidad de opositores. Y si no lo conoces, no te preocupes porque hoy vamos a conocer un poquito más a Dema York opositora a Inspección de Hacienda ¡Desde Academia Online de Oposiciones esperamos que os resulte motivador!

Dema York, ¿es tu nombre real o tu yo opositora?

Es un pseudónimo. Viene de un juego tonto de palabras y de un pequeño intento por preservar mi privacidad. Podemos decir que es un nombre artístico.

Las oposiciones son toda una carrera de fondo… ¿En qué momento te encuentras ahora?

Objetivamente, ya he cumplido tres años de estudio, que para mi oposición todavía es poco. Personalmente, me encuentro en un momento en el que ya he ganado la experiencia que te da el sobrevivir a algunos momentos muy duros de la oposición. Creo que aún me queda mucho por aprender, pero al menos tengo claro que la clave es no rendirse.

Y tus proyectos a corto-medio plazo son…

Tengo una dedicación exclusiva a opositar. Mis planes a medio plazo son aprobar. A corto plazo, mi objetivo es no suspender en el mismo examen que la última convocatoria. A largo plazo intentaré disfrutar de todo a lo que ahora estoy teniendo que renunciar para tener el futuro que yo he decidido.

Eres opositora y tienes un libro… ¿Cómo surge este proyecto?

El proyecto se remonta a la comunidad de opositores que encontré en Instagram, lugar al que llegué de casualidad y en el que me siento muy comprendida. Primero decidí abrir una cuenta dedicada a las oposiciones, pero se me quedaba pequeña para todo lo que quería contar y el blog me pareció un complemento perfecto. Ambos fueron creciendo poco a poco y pensé que era una oportunidad única para cumplir ese sueño que siempre he tenido y que era publicar un libro.

 

¿Cómo ha sido eso compaginar las oposiciones con escribir este libro?

Para mí escribir es una especie de terapia. Lo hago porque lo necesito y en la oposición ha sido mi salvación. Cuando se formalizó el proyecto del libro simplemente me puse un horario diario para escribir y fui completando los textos poco a poco. En el fondo ha sido otra lección que me ha enseñado la oposición. Las cosas buenas se pueden conseguir dedicándoles un poquito de tiempo todos los días.

Entre sus páginas podemos encontrar…

El libro es una mezcla entre un ensayo en el que analizo las oposiciones desde mi experiencia y un libro de autoayuda en el que comparto cómo me ha afectado emocionalmente este estilo de vida. El contenido es muy similar al del blog. No hablo de ninguna oposición en concreto, aunque solo hago referencia a aquello que yo he vivido. Hay textos que a mí me han servido para reencontrar mi motivación pero también hay una recopilación de lo que los opositores odiamos. Estoy muy orgullosa, además, de que el prólogo lo haya escrito “Quiérete Mucho”, que es una especie de gurú para muchos opositores como yo.

Opositar significa…Sacrificio, constancia, trabajo, fuerza de voluntad, compromiso, resistencia, frustración, paciencia, resignación, fortaleza, motivación, soledad, incertidumbre, rutina, satisfacción, crecimiento, madurez, experiencia, introspección, ilusión, ambición y finalmente éxito.

 Biblioteca u ‘opozulo’ ¿con cuál te quedas?

Opozulo. Yo siempre he sido de estudiar en casa, pero en la oposición todavía más.Lo que más valoro es ahorrar tiempo de desplazamientos, vivir en pijama, todas las comodidades, apurar al máximo las horas de sueño, tener todo lo que pueda necesitar a mano y, por otro lado, la tranquilidad de que no molesto a nadie cuando estudio en voz alta (que en mi oposición es imprescindible).

Un día a día como opositora se resume en…

Rutina. Es fundamental para mí. Lo que más me ayuda es tener una planificación muy concreta con objetivos para cada día y horarios. Vale la pena invertir unas horas en realizar una buena planificación. Mi día a día es: estudiar y mis ratitos. He aprendido a valorar las pequeñas cosas y a disfrutar de mi escaso tiempo libre en lugar de malgastarlo pensando en lo pronto que se acaba. Además, suelo tener un día libre a la semana en el que ni pienso en los apuntes.

¿Existe vida más allá del temario de las oposiciones?

Sí. Yo muchas veces hablo de sacrificios y de aislamiento, pero cada uno tiene que aprender a marcarse sus límites según sus circunstancias concretas y el tiempo que lleve opositando. Sea el tiempo que sea, pienso que debemos tener ratitos para nosotros en los que hagamos lo que nos hace felices. Para mí esos ratitos son por la noche: al terminar de estudiar y antes de irme a dormir.

La inspiración para tus célebres post sobre ‘Lo que los opositores odiamos’ la encuentras en…

En la vida misma. Eso que los opositores odiamos fue mi razón principal para abrir el blog. Necesitaba compartir esas situaciones que tantísimo me indignaban pero que las personas de mi entorno no llegaban a comprender o que incluso eran los responsables de que se produjesen. Necesitaba desahogarme con alguien que me entendiese. A día de hoy, me alegro muchísimo de haber dado ese paso porque, entre muchas otras cosas, me ha enseñado a ver que no estoy sola. Pronto otros compañeros se pusieron en contacto conmigo y comencé a compartir experiencias de otros opositores.

En Instagram tienes más de 26K seguidores ¿qué engancha a seguirte?

No lo sé. Podemos descartar mis aptitudes como fotógrafa o como interiorista. Supongo que me ven como a una más. Cuando pensamos en los opositores que aprueban tendemos a idealizarlos y creer que tienen cualidades fuera de lo normal. Creo que a mí me ven como a una opositora media, con mis dificultades y mis defectos, pero con mucha motivación y constancia. Yo tengo mis días malos, poco productivos, mis dudas, estoy cansada, a veces me siento muy pringada, no consigo memorizar todo lo que debería, he suspendido… pero sigo. Continuo. Si algún día consigo aprobar demostraría que cualquiera puede hacerlo a base de sacrificio y trabajo duro.

En tus fotos vemos mucha organización ¿cómo planificas tu estudio?

Es un problema que tengo, porque si no tengo todo organizado no soy capaz de estudiar tranquila. Lo primero es tener un horario realista. Mi preparador me señala unos objetivos concretos y yo los distribuyo a diario. Para mí fue muy importante tomarme la primera vuelta al temario con calma para poder tener mis apuntes bien organizados (o al menos, como a mí me gusta).

Mis apuntes están llenos de borrones, típex, notas, los colores no siguen ninguna jerarquía y hay veces en las que tengo que esforzarme mucho para entender mi propia letra. Pero sé perfectamente donde tengo cada cosa y trato de organizarme de la manera que para mí sea más práctica.

Y cuando por fin consigas tu plaza de funcionaria…

Me cuesta imaginarlo, pero seguro que será una satisfacción enorme. No es que vaya a tener una vida maravillosa, pero en comparación con la que tengo ahora será pura gloria. Un horario semanal de 40 horas me parece un lujo si lo comparamos con las 72 horas que estudio una semana normal. Ya me he olvidado de eso de tener fines de semana de dos días, festivos o incluso más de dos semanas de vacaciones al año. Ya si me pongo a pensar que voy a tener un sueldo me emociono y, por si fuera poco, tendría el trabajo que yo he decidido y la grandísima satisfacción de ver mi vocación hecha realidad. Pero para llegar a ese momento todavía me falta estudiar mucho, aunque imaginármelo me hace desearlo más, si cabe.

¡Muchas gracias por dedicarnos este ratito! ¡Gracias a vosotros por darme voz. Ha sido un placer!

¿Te ha interesado esta entrevista? Tanto si estás inmerso en el universo del opositor como si estás empezando a estudiar unas oposiciones, te recomendamos que leas también:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *